Calidad de vida en 2016 se mantuvo en estándares intermedios

8/22/2017

“Casi en equilibrio”, así quedó la calidad de vida en Manizales durante 2016 luego de la evaluación de los más de 10 componentes que fueron analizados por el programa Manizales Cómo Vamos y sustentados por los datos objetivos obtenidos de fuentes oficiales locales y nacionales. 

Con base en los resultados presentados hoy 17 de agosto en el Centro Cultural del Banco de la República de Manizales delante de más de 200 asistentes, la ciudad aumentó negativamente en aspectos en los cuales ya venía presentando una mejora continua.

“El 2016 fue un año de quiebre de tendencia de muchos aspectos: vivimos más desempleo, menos ocupación, incidencia de pobreza en aumento - cuando venía disminuyendo hace 10 años- y vimos una pérdida del dinamismo económico, que impactó en la pobreza y el empleo”, afirma Natalia Escobar Santander, directora de Manizales Cómo Vamos.

La directora de Manizales Cómo Vamos menciona que empieza a cobrar más importancia el tema del hábitat urbano: “vemos que la gente se preocupa más por lo que pasa con su hábitat. En medio ambiente tenemos todo por hacer y por ejemplo en movilidad no se ven avances en los indicadores, por lo contrario, se ve una tendencia que en el futuro podría poner en riesgo la sostenibilidad de la ciudad”.

Como bien lo explica Escobar Santander, uno de estos componentes es la pobreza. En 2016 14,6% de los ciudadanos de Manizales tuvieron ingresos inferiores $265 mil por persona del hogar y la ciudad tuvo 2 mil personas más en condición de pobreza frente a 2015, aumentando la incidencia de la pobreza y la indigencia.

Otro tema crítico es la salud. Año tras años seguimos insistiendo que la salud se encuentra en estado de emergencia, pues -aunque la cobertura de salud fue cercana al 99%, equivalente a cobertura universal y el embarazo adolescente continuó cediendo- la tasa de mortalidad general fue la más alta en la ciudad en estos últimos seis años, con el agravante que la mayoría de muertes se produjo por causas que se consideran evitables, principalmente enfermedades no contagiosas relacionadas con el sistema circulatorio y causas externas.

En medio ambiente los retos persisten, principalmente en la producción de residuos sólidos que aumentó a 0,85 kilos por persona al día, una cantidad superior en un 39% a la que se producía que el 2003. De igual forma tan solo se recuperó una cantidad equivalente a apenas el 1% de los desechos y la ciudad está en mora de tener una política clara de recuperación de residuos sólidos.

John Robert Osorio Isaza, Secretario General de la Alcaldía de Manizales, destaca: “no veo las cifras como un retroceso: son más dificultades propias del crecimiento y desarrollo de una ciudad. Si nos comparamos frente a otras ciudades podemos decir que seguimos estando bien”.

“Tenemos que entender que la dinámica propia implica que en una ciudad como la nuestra en menos de 10 años hubo casi una superación porcentual del doble en lo que tiene que ver con vehículos automotores, lo que implica carros y motocicletas. Indudablemente este es un elemento que marca la calidad del medio ambiente”, dice.

El Secretario General ratifica que lo más importante es recibir lo positivo y asumir los retos, pero no sólo del gobierno sino de todos los ciudadanos.

En temas de salud Osorio Isaza menciona que sigue siendo un tema complejo: “de manera reflexiva tenemos que reconocer que hemos mejorado en aspectos tan importantes como las cifras de suicidio y descenso del embarazo en menores de 20 años. Seguramente siempre faltará hacer algo, pero seguimos siendo una ciudad con pasos muy positivos”.

Pero, ¿en qué avanzó la ciudad?

Si bien las problemáticas siguen siendo constantes, en algunos otros aspectos hay avances de mejoramiento para Manizales.

Uno de estos es la educación, donde se presentó un aumentó en la atención a la primera infancia de 6%, y en calidad la ciudad mejoró en casi todos los indicadores impulsando el avance en el Índice Sintético de Calidad Educativa del Ministerio de Educación que incluye componentes de logro, progreso, y ambiente escolar y la ciudad cumplió la meta propuesta en los niveles de secundaria y media. 

“En vivienda tenemos un reto relacionado con tener mayor información técnica para la toma de decisiones. Recientemente lo vivimos en el proceso de aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), pues justamente una de las dificultades fue no contar con información actualizada y para el nivel municipal de cuántas viviendas necesitaba Manizales”, expresa la Directora de Manizales Cómo Vamos.

Escobar Santander enfatiza: “en movilidad está el reto más importante, porque los ciudadanos están dejando de utilizar el transporte público y esto lleva  a que los tiempos de desplazamiento sean más largos. Al mismo tiempo aumentó la accidentalidad vial y muertos en accidentes de tránsito. El proyecto más importante es el Sistema Integrado de Transporte, que debería ser una prioridad y es una pieza clave si queremos hablar en el futuro de calidad de vida en Manizales”.

Los resultados positivos en participación en la oferta cultural y recreativa se mantuvieron en 2016. Por quinto año consecutivo aumentó la participación de los ciudadanos en las actividades culturales que se realizan en la ciudad.

Además la proporción de manizaleños que practicaron un deporte o asistieron a la ciclo vía. Subió de 36% en 2015 a 55% en 2016, 23% y 32%, respectivamente.

Lo invitamos a consultar el Informe de Calidad de Vida completo así como el materia Infográfico ingresando a nuestra página web www.manizalescomovamos.org Además infórmese en nuestras redes sociales, donde estaremos informando día a día sobre las conclusiones de este nuevo análisis.

Compartir facebooktwittergoogle+