Manizales, única ciudad con alto progreso social en Colombia

El pasado martes 22 de noviembre en el Auditorio Fundadores de la Universidad Autónoma de Manizales se presentaron los resultados del Índice de Progreso Social (IPS) para las principales ciudades de Colombia, en el cual Manizales nuevamente registra el mayor puntaje (75,1), siendo la única ciudad con progreso social alto en Colombia, seguido de Bucaramanga (70,3) y Medellín (69,6).

Es importante mencionar que el IPS es un modelo que permite hacer una medición del bienestar de las personas en una sociedad en forma independiente y complementaria a las medidas económicas, considerando solo indicadores sociales y ambientales, indicadores de resultado y no de esfuerzo e indicadores acciónales para la política pública. El IPS está dividido en tres grandes dimensiones que son: necesidades humanas básicas (nutrición y asistencia médica básica, agua y saneamiento, vivienda y seguridad personal); fundamentos del bienestar (acceso a conocimientos básicos, acceso a información y comunicaciones, salud y bienestar y sustentabilidad del ecosistema); y oportunidades (derechos personales, libertad personal y de elección, tolerancia e inclusión y educación superior).

Analizando por las diferentes dimensiones, se muestran realidades divergentes al interior del país. Los mayores puntajes en necesidades básicas se obtuvieron en Bogotá, Manizales y Medellín, con puntajes por encima de 75, mostrando un progreso social alto en este frente. Por su parte, Cúcuta, Barranquilla y Cartagena en las últimas posiciones. En el componente de fundamentos del bienestar, Bogotá es líder con un puntaje de 79,5 (alto), seguido de Bucaramanga y Cali, con puntajes de 71,4 y 70,1 respectivamente (medio alto). En este componente, Ibagué, Barranquilla y Cúcuta entre los últimos. Y, en el tercer componente de oportunidades, Manizales lidera con un puntaje de 81,4 (alto), seguido de Bucaramanga y Medellín con puntajes de 67,0 y 65,9 respectivamente (medio alto). En este, las últimas posiciones están en Bogotá, Cali y Cartagena, con puntajes bajos.

En 7 de las 10 ciudades analizadas, el 2015 representó un año de quiebre, donde las ciudades con mayores variaciones negativas del IPS entre 2014 y 2015 fueron Medellín (-30%), Bucaramanga (-29%) y Pereira (-28%). Manizales presentó la menor variación negativa.

La última estimación del IPS para Manizales muestra que la ciudad continua de líder en Colombia debido a unas fortalezas relativas en temas de coberturas casi universales en servicios públicos básicos, alta satisfacción con estos servicios, bajo déficit de vivienda, altos puntajes en tolerancia e inclusión, derechos personales, libertad personal y acceso a educación superior, específicamente en la tasa de estudiantes de posgrado. Sin embargo, no todos los resultados son positivos. Manizales muestra reducciones y puntajes bajos en salud y bienestar, muy relacionado con el aumento en la tasa de suicidios y la mortalidad prematura por enfermedades no contagiosas, cuidados médicos básicos (mortalidad materna, infantil y por desnutrición), seguridad personal (en lo que se refiere a tasa de homicidios y mortalidad por accidentes de tránsito), acceso a conocimientos básicos (específicamente cobertura en educación primaria, secundaria y media) y sustentabilidad del ecosistema, principalmente por la afectación por desastres naturales y uso alternativo de transporte. Todos estos aspectos, fortalezas o debilidades, se convierten en retos de política pública, unos para mantener los esfuerzos y otros en aumentarlos para buscar esos buenos resultados.

De este modo, el IPS representa un instrumento para los responsables de la construcción políticas públicas en el país, permitiendo evidenciar el progreso, calidad de vida y desarrollo social y ambiental de las principales ciudades que aglomeran el 40% de la población total y el 70% de la población urbana de Colombia. Si la política pública es concebida como una política informada, por lo tanto, los responsables de la política en las diferentes regiones del país deben hacer uso de este tipo de herramientas, y de los análisis de información de diverso tipo que generan otras instituciones públicas o privadas, con el fin de que en la etapa de formulación de las políticas se contemple información que sirva de base de sustento que lleven a cambios reales en la sociedad posterior a su etapa de ejecución, objetivo final de las políticas públicas. Igualmente, este tipo de herramientas sirven para ofrecer a la comunidad y a los diferentes actores de desarrollo un seguimiento y monitoreo constante del progreso económico y social de un territorio.

Área de Investigaciones Socioeconómicas
Cámara de Comercio de Manizales por Caldas
Teléfono: 8841840, ext. 506

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Skip to content